No sabemos qué hay detrás, pero podemos darnos el gusto de llenarlo de pintadas. Blog sobre Ciencia, Tecnología y Política que, como luz y materia tras el Muro, son casi la misma cosa.
Inicio > Historias > El asesinato de Pitágoras (libro, reseña)

> El asesinato de Pitágoras (libro, reseña) <

El asesinato de Pitágoras por Marcos Chicot. Duomo Ediciones, Barcelona 2013



Acabo de terminar, y he de reconocer que me la he leído de un tirón, la ya exitosa novela El asesinato de Pitágoras, escrita por el madrileño Marcos Chicot. Sentarme a escribir una reseña me produce una pereza extraordinaria, pues prefiero dejar el poco tiempo libre del que dispongo a leer otros libros –estupenda también la última de Lorenzo Silva, que ha caído esta semana- e, incluso, a escribir mis propias cosas, que avanzan a paso de quelonio. Pero esta novela ha activado en mi cabeza ciertos resortes, y vaya usted a saber si esos mismos resortes han puesto en marcha otros que, al final, me mueven los dedos sobre el teclado.

Está de moda matar gente. En realidad, siempre ha estado de moda, tanto llevarlo a cabo como contarlo después. En realidad, y en ficción. La novela thriller se impone de nuevo, y casi se come a la histórica. Si, además, el autor es lo suficientemente hábil como para mezclar ambos géneros, tendrá alguna remota probabilidad de que su obra tenga éxito. Y estamos en ese caso. Lo improbable no es imposible, y lo increíble a veces se convierte en real. Todavía más extraño resulta si une lee los avatares de la publicación de este asesinato novelado. Premiada como finalista en el desprestigiado premio Planeta, se quedó en un cajón y no fue publicada como debería. Supongo que Chicot no sale en la tele muy a menudo, ni hace cameos en la saga de Torrente ni mucho menos política. Simplemente, escribe ameno y bien, lo que no es condición suficiente –ni tan siquiera necesaria- para que una editorial de postín se tome la molestia de arriesgar unos pocos euros para poner en marcha la imprenta. Dice la leyenda que Chicot tomó la calle de enmedio y la puso en internet a un precio simbólico. Lo demás ya lo saben. Un número casi infinito de descargas (¿un millón?) y casi tantos de lectores –estos números nunca coinciden ni de lejos, pero alguna relación guardan en ocasiones-, y de ahí el reconocimiento casi unánime: la novela es jodidamente buena.
Aunque no oro todo lo que reluce y tampoco es un caso normal, ni mucho menos. Ahora parece que el panorama de Marcos Chicot se presenta más despejado con el siguiente volumen de una continuación (La hermandad) a punto de ver la luz. Ya tiene editorial de papel y todo resulta más fácil y más clásico. De hecho, yo mismo después de leer El asesinato de Pitágoras en su versión Kindle, me molesté –o, en otra palabras, premié al autor- en adquirir la versión impresa junto con un par de decepciones añadidas en el lote. O tres. La primera, su precio, que no se justifica después de que internet hubiera hecho ya todo el trabajo sucio. Veinte euros es demasiado. La segunda, el volumen en sí, en su sentido físico. Nunca comprenderé ese empeño de muchos editores en engordar libros como si todos los autores fuera Ken Follet y, en mi opinión tan modesta como discutible, meterle casi 700 páginas –unos cuantos árboles- la hace terriblemente incómoda de leer. Y la tercera decepción es el formato físico: la editorial agraciada con el contrato de Chicot –creo que algo así como Duomo Ediciones- no se ha molestado mucho en hacer su trabajo. Los errores manuscritos del autor no se han corregido en la versión impresa. Cortar y pegar no justifican 20 euros. Un ejemplo al vuelo: "Ariadna retrocedió como si intentara evitar que la pegaran…” (Página 268 de la edición impresa). Si un corrector editorial es incapaz de purgar los horrísonos laísmos, mal vamos. Al menos, que se ganen el precio que ponen. Pase que el autor sea madrileño y no pueda estar en todo… pero la edición en papiro es en Barcelona.

Volvamos al tema principal, antes de que me disperse de forma completa e irreversible. El asesinato de Pitágoras es, como su nombre indica, una novela de crímenes en un formato histórico. Todo bien dicho y explicado en dos palabras clave. Sin intención de destripar el argumento, el autor pone en situación, en la antigua Crotona –sur de la península itálica, ciudad estado griega-, al famoso sabio Pitágoras, del que los libros de ciencia e historia nos pueden contar bien poco. El ejercicio de imaginación de Chicot para trasladarnos a la época está más que conseguido, y la acción –trepidante por otra parte- casi no nos permite dejar de lado el libro durante más de un día. Tampoco inventa la rueda: un detective egipcio (un concepto chirriante en la época histórica descrita, pero totalmente lícito) es contratado (más chirridos) para resolver misteriosos asesinatos dentro de la secta o comunidad pitagórica. El asesinar miembros de comunidades religiosas y recurrir al Sherlock Holmes de turno es un recurso bastante manido en muchas novelas, sobre todo desde la aparición de la inmarcesible e insuperable El nombre de la Rosa, de Umberto Eco. Yo mismo, sin ir más lejos, he caído en esa tentación con mi última novela, aunque a la vista está que con mucha peor suerte que Chicot (lógico, la suya es una novela muchísimo más entretenida que la mía de largo). Con estas premisas transcurre la acción, y transcurre muy bien.

Como valor añadido a la novela, el autor también introduce elementos externos -o extraños- que resultan muy de mi agrado. En concreto, hay varias explicaciones matemáticas y filosóficas que, lejos de aburrir al lector, aumentan la comprensión de los textos. Escribir sobre Pitágoras casi obliga a ello, y Chicot no lo rehúye. Así, aparecen y se explican conceptos tales como el propio teorema que lleva su nombre –obvio-, el número áureo, el concepto de pi, o la aparición en la época de los números irracionales. Aunque no es un libro mixto de intriga o divulgación (tal vez ahí yo me aplaudo con las orejas, que un día propicio parí El castillo de las estrellas, no sobra nada de lo que contiene. Eso sí, para los que quieran saber más de la vida real y las aportaciones de Pitágoras, desde aquí les recomiendo el excelente Pitágoras: El secreto encerrado en tres paredes, escrito por Marcos Jaén Sánchez en la serie Grandes Ideas de la Ciencia de RBA.

Termino ya esta reseña con unas pinceladas sobre el estilo narrativo de Marcos Chicot: rápido, directo, parco en descripciones innecesarias, creíble e inteligente. Utiliza una técnica –por definirla de alguna manera- tan certera como puñetera, en especial cuando la novela está avanzada. Capítulos cortos que terminan en alto, con todo por ocurrir y sorprender. Y que se alternan con otros capítulos, igualmente cortos, de las tramas paralelas que acaban de la misma forma. Así que al lector no le queda otra que consumir compulsivamente uno tras otro, porque no le da tiempo a respirar. No sé si es a esto a lo que los anglosajones denominan page-turner, pero si no lo es se le debe de parecer mucho. Y funciona hasta el final. Por poner alguna pega –sin laísmo añadido- es que en ocasiones, muy pocas, la narración es previsible e incluso algo naif. Por ejemplo, el increíble y malísimo gigante más propio de un cuento de hadas, o las escenas de sexo y batalla, que parecen copiadas de manuales de… novelas de sexo y batallas. Pero la novela se resuelve con sorprendente buen tino, y fruto de ello, supongo, es que tiene continuación. A punto de aparecer.
Así que, recurriendo al tópico, no me queda otra cosa que terminar diciendo aquello de una novela imprescindible. Y ya sin tópicos, simplemente recomendar su lectura.

Algún enlace interesante de Marcos Chicot aquí

2014-10-05 21:03 | joven | 0 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://ejoven.blogalia.com//trackbacks/74907

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.163.157.48 (3a44e960ad)
Comentario


Cosas viejas
<Marzo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

NUEVO (Nov-2015):
Novela por entregas


Aventuras y desventuras de un precario en el fin del mundo



enrique.joven@gmail.com
eJoven ETC_nuevo
ECE_CastellanoTapaDura
ECE_CastellanoBolsillo
ECE_Portugues
ECE_Italiano
ECE_InglesTapaDura
ECE_InglesPaperBack
ECE_Coreano
ECE_Checo
ECE_Polaco
ElLibroHorrible_m
Dalton_Castellano_m
Dalton_Italiano_m
frances
Dalton_Ruso_m"

View My Stats


Blogalia

Blogalia

joven