No sabemos qué hay detrás, pero podemos darnos el gusto de llenarlo de pintadas. Blog sobre Ciencia, Tecnología y Política que, como luz y materia tras el Muro, son casi la misma cosa.
Inicio > Historias > Voy volando

> Voy volando <

Leo esta semana una noticia que, les confieso, me había pasado desapercibida aun siendo un usuario habitual. Tanto de internet, claro está, como del excelso aeropuerto internacional de Madrid-Barajas. Según El País, el contrato de la empresa que ofrecía el servicio de acceso a la red finalizó hace seis meses, y no se ha renovado. De tal guisa que si usted es uno de los 35 millones de pasajeros anuales y quiere consultar su correo electrónico -cosa nada rara ya en estos tiempos donde, a pesar de los pesares, por fin se ha alcanzado el umbral de 12 millones de usuarios de internet en España-, lo tiene crudo. O cualquier otra cosa que se le antoje en el aeródromo de la capital del reino. Sólo hay dos puntos para hacerlo, pagando por supuesto. Unos módicos 18 euros más IVA. Claro que si usted tiene franco el paso a la sala VIP de Iberia podrá utilizar el WiFi de su portátil. Este hecho de una idea del "concepto" -o "conceto", en las jergas del PP o PSOE, respectivamente- que sobre internet todavía se tiene en las esferas del poder: un lujo. Un capricho para el que pueda pagarlo y que los políticos ni utilizan, ni entienden. O rechazan como la peste. Piratería, pornografía, terrorismo y adicción, nada bueno parece salir de allí. Hay quien incluso atraca bancos para costearse el vicio del chateo, o engaña ancianas para, con sus pensiones, comprar regrabadores y hundir en la miseria a toda una pléyade de músicos tolerantes y progresistas. Para evitarnos estos males, el acceso a la red no baja, la banda ancha no engorda, los dominios son inaccesibles. El precio de todo ello, por las nubes, al igual que cualquier cosa en el mundo feliz de Barajas. Se han olvidado de que sólo unos pocos de los 35 millones de seres humanos que pululan por allí son pilotos, políticos, músicos o los mismos constructores del Gran Barajas. Un lugar convertido en paraíso para megalómanos, para inaugurar una y mil veces. Más terminales, más pistas, más de todo. Lo que sea menos internet. Todo por la irrisoria cantidad de 4500 millones -¡de euros!-. Aunque esto no es nada para una ciudad que aspira a unas Olimpiadas... por todo lo alto. Dado el tamaño previsto del nuevo aeropuerto, casi podrían poner los estadios allí, en el mismo Barajas. Barajas 2012. Y para los que volamos a Canarias y tenemos que hacer excursiones frecuentes por sus terminales, ¿por qué no comprarnos otro tranvía y así movernos de un lado a otro? Nos traería a cuenta, comodidad y entretenimiento a la vez. Porque navegar allí no se puede. No hay internet. Ni playa. Vaya, vaya.


2004-07-10 01:00 | joven | 0 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://ejoven.blogalia.com//trackbacks/27289

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.166.245.10 (630bbca24c)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?


Cosas viejas
<Mayo 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      




enrique.joven@gmail.com
eJoven ETC_nuevo
ECE_CastellanoTapaDura
ECE_CastellanoBolsillo
ECE_Portugues
ECE_Italiano
ECE_InglesTapaDura
ECE_InglesPaperBack
ECE_Coreano
ECE_Checo
ECE_Polaco
ElLibroHorrible_m
Dalton_Castellano_m
Dalton_Italiano_m
frances
Dalton_Ruso_m"

View My Stats


Blogalia

Blogalia

joven